publicación: “yo seré tus ojos” @ el periódico

elPeriódico.com
A PIE DE CALLE
El fotógrafo y los ojos del turista
Edwin Winkels Periodista
Van con un extraño vestido blanco por la ciudad, dos chaquetas vírgenes unidas entre ellas, inseparables. Quien les encuentra paseando por la Rambla, que se olvide pasar entre ellos, o entre ellas, como es el caso de la fotógrafa Judit Taberna y la turista María de los Ángeles, la primera pareja en salir así a la calle en estas condiciones. Aunque si al turista, o al visitante, no le apetece, no está obligado enfundarse un traje que llama bastante la atención. «Me gustan las nuevas experiencias», dice María, mexicana procedente de Roma, desde donde ha llegado para acompañar a su hijo y los amigos de este a un concierto de los Red Hot Chili Peppers, el jueves pasado.

(Información publicada en la página 38 de la sección de cv Gran Barcelona de la edición impresa del día 19 de diciembre de 2011)

VER ARCHIVO (.PDF)

Y su experiencia, a la que la invitaron cuando iba paseando por la plaza de Catalunya, se llama Yo seré tus ojos. Para desarrollarlo y llevarlo a cabo como un proyecto de la Obra Social Caja Madrid y la Fundación Mosis, Jana Leo se inspiró en los viajes de los ricos hace un siglo, cuando la gente de la burguesía solía contratar a un fotógrafo para retratarles en los sitios que visitaban. El fotógrafo se convertái en los ojos particulares del turista, que así no debía preocuparse de enfocar la cámara él mismo, labor bastante más compleja a principios del siglo XX que ahora.
Así que estos días, hasta el próximo jueves, hay gente que se pasea una horita y media por Barcelona con su propio fotógrafo, y totalmente gratuito. Hasta 26 fotógrafos de todo tipo se han interesado por el proyecto, y mientras Judit Taberna escoge la Rambla para pasear y retratar a María, el otro pioneroCarlos Collado, irá por el recorrido que le pida su turista acompañante. Caminatas que deben crear una simbiosis entre dos extraños, y que deben permitir que cada uno descubra la mirada del otro.
«Yo estoy realizando desde hace tiempo un proyecto sobre la Rambla, sobre cómo ha cambiado, y por eso he preferido venir aquí. A través de la turista, puedo ver otras cosas», dice Judit. Y a los pocos segundos ya se desarrolla una conversación animada entre ambas, tanto que, saliendo desde la plaza de Catalunya y bajando por la Rambla, no es hasta la Boqueria cuando se les ocurre, por fin, hacer ya alguna foto.
Degradada y estupenda
3 Y ya que la fotógrafa no puede separarse de la turista, necesita un buen angular para que realmente se vea dónde están paseando, por esa Rambla siempre llena de turistas pero un poco más pacificada en algunos tramos desde que las estatuas humanas ya no estén tan juntas. Una Rambla que, de entrada, ya provoca un pequeño choque de opiniones. Si para Judit el bulevar es víctima de la «degradación», la turista María lo ve como «estupendo», la referencia absoluta de la ciudad. «Cada vez que vuelves sientes la necesidad de pisar otra vez la Rambla», dice. Su última visita fue hace casi 20 años, en viaje oficial con el embajador de México en Roma.
Fue una visita diferente a esta, aunque viajar con un diplomático es casi como llevar una chaqueta así, que se parece un poco a una camisa de fuerza. Pero a los ojos no se les puede atar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s